Inicio / Destinos de China / Río Lijiang
Río Lijiang

Río Lijiang

    La visita de Guilin tiene su parte fundamental que es el crucero por el río Lijiang,el río madre de Guilin.Tiene 164 kilómetros de largo desde la montaña Mao´er,la orign que nace a 50 kms,en uno de los candados de Guilin.El crucero habitual que se hace es solo por 50 kilómetros,a favor de la corriente,de Mopan Hill al Pueblo Yangshuo.
    Este crucero dura aproximadamente 4 horas,empieza en general en el embarcadero Mopan Hill o Zhujiang,a 30 kms de Guilin,suele ser a las 9 o a las 9 y media de la mañana,hasta las 14 del mediodía.La duración depende del caudal de agua que lleve el río. En primavera, cuando ya han empezado las lluvias, el río Lijiang lleva más agua y el viaje se puede realizar en 3 o 4 horas. Tras el verano, la navegación se hace más dificultosa, y a pesar del poco calado de los barcos, se siente como van rozando continuamente con el fondo rocoso y llegan a tardar hasta 6 horas. Hay veces que algún barco que queda clavado por falta de agua en el río,tienen que esperar al siguiente que lo empuja. El paisaje que se contempla desde el barco es soberbio, los viajeros, intentando captar las mil formas que toman las colinas con las aguas, disparan sin cesar foto tras foto. Es igual que esté nublado, cuando las colinas toman el aire misterioso de las pinturas chinas, en las que no se ve el principio ni el final de las mismas, o que se viaje bajo un sol radiante, cuando parecen mostrarse en impúdica desnudez, el paisaje siempre sorprende.


    Los puntos atractivos se enumeran en diguiente:
Colina de Murciélagos,Nueve Dragones Jugando el Agua,Mujer Triste en Espera de su Marido,Cueva de Corona,Niño Adora al Buda,Pueblo de Pezuña de Cordero,Roca de los Nueve Caballos,Pueblo Xingping y Yangshuo.
    Aparte de los paisajes preiosos,las actividades en su entorno son muy curiosas.Los pescadores que viven a la orilla del río navegan en unas curiosas barcas, construidas con 4 troncos de bambú levemente doblados en sus extremos para dar forma a la proa y a la popa. Algunos sólo se dedican al comercio, y asaltan los barcos ofreciendo pinturas o figuritas, a otros se les ve remando solitarios por las orillas más alejadas, ajenos al intenso tráfico que circula por el río. A la orilla del río se encuentran continuamente los bueyes pastando. Pues como se puede ver desde el barco, meten la cabeza en el agua para alimentarse con las algas que crecen en el fondo del río.

Número de Viajeros
Fecha inicial
Fecha final
Ciudad inicial
Ciudad final
Hoteles
Ciudades
Beijing
Shanghai
Xian
Guilin
Xiamen
Hangzhou
Suzhou
Hongkong
Huangshan
Zhangjiajie
Datong
Pingyao
Dunhuang
Tíbet
Urumuqi
Chengdu
Zhangye
Sitios y actividades que quiero agregar a mi viaje
Informaciones personales