Inicio / Destinos de China / Los Jardínes de Suzhou
Los Jardínes de Suzhou



Para entender un poco el concepto del jardín, es bueno recordar que se precisan cuatro elementos: agua, pabellones, rocas y plantas. Y que en la combinación de los mismos no se ahorran esfuerzos para presentar un paisaje que huya de la monotonía, y se acerque a la naturaleza. A veces toman elementos exteriores como préstamo, para que el jardín parezca mayor a nuestra vista, se juega con las curvas para no mostrar los límites, o con pequeños puentes, arbolitos, o simples montículos que nos evitan constatar que el jardín es un espacio limitado. Los pasillos y pasadizos dan numerosas curvas, permitiendo ofrecer a la vista una imagen siempre diferente, mostrando diferentes escenas como cuadros, merced a marcos especiales, o puertas de formas caprichosas.

  

Los suelos están decorados con mosaicos de flores, o animales considerados auspiciosos, como el murciélago, símbolo de prosperidad, o la grulla, de larga vida. En su interior los muebles son de la categoría que corresponde a la familia que habitaba en el jardín, los de la dinastía Ming se presentan más sobrios, los de la Qing más elaborados. De las paredes cuelgan cuadros, a veces naturales, formas caprichosas de las piedras, y las propias ventanas con sus celosías siempre variables merecen la pena ser contempladas con detenimiento.

 

Además, cada jardín tiene una casa de té, un rincón de paz. Los Jardines de Suzhou, han sido considerados por la UNESCO Patrimonío de la Humanidad, en concreto se refiere al Jardín del Administrador Humilde, Jardín del Pescador o del Maestro de las Redes, y Jardín que Invita al Reposo.

Número de Viajeros
Fecha inicial
Fecha final
Ciudad inicial
Ciudad final
Hoteles
Ciudades
Beijing
Shanghai
Xian
Guilin
Xiamen
Hangzhou
Suzhou
Hongkong
Huangshan
Zhangjiajie
Datong
Pingyao
Dunhuang
Tíbet
Urumuqi
Chengdu
Zhangye
Sitios y actividades que quiero agregar a mi viaje
Informaciones personales